El Camino Primitivo

El Camino Primitivo

El descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago bajo el reinado de Alfonso II, en el Siglo IX, iniciaría el culto jacobeo entre la capital del Reino de Asturias y el Iocus Sancti Iacobi, la actual Santiago de Compostela. Este primer itinerario es el conocido como Camino Primitivo, cuyo kilómetro 0 es la catedral ovetense. A través de las calles de Oviedo, los pueblos de la falda del Naranco y las orillas del Nalón, el camino inicia sus primeros kilómetros, acompañado por siglos de historia.