Ignacio García Uría, Director de Oxiplant

Capítulo 15 13:30 16/05/2020

El gijonés Ignacio García Uría, director de Oxiplant, echa de menos los abrazos. Consciente de que la situación obligará durante un tiempo a cambiar las costumbres sociales, señala que es importante que la sociedad se mentalice de que las relaciones serán menos afectuosas. Es necesario que se haga así, lo mismo que cree necesaria la colaboración estrecha entre empresas e instituciones si lo que se quiere es no salir malparado de los meses duros que se avecinan. Según señala, en estos dos meses de estado de alarma, la sintonía con el gobierno regional ha sido perfecta.

El gijonés Ignacio García Uría, director de Oxiplant, echa de menos los abrazos. Consciente de que la situación obligará durante un tiempo a cambiar las costumbres sociales, señala que es importante que la sociedad se mentalice de que las relaciones serán menos afectuosas. Es necesario que se haga así, lo mismo que cree necesaria la colaboración estrecha entre empresas e instituciones si lo que se quiere es no salir malparado de los meses duros que se avecinan. Según señala, en estos dos meses de estado de alarma, la sintonía con el gobierno regional ha sido perfecta.

Quizá por ello no duda de que el Principado no se verá especialmente afectado por la crisis que todos vaticinan que se avecina. “La reacción de Asturias en estos dos meses ha sido muy buena, las cosas se han hecho muy bien y debemos estar orgullosos”, comenta.

En cuanto a Oxiplant, no oculta que se le presenta un gran reto por delante si quiere mantener sus niveles de ventas y crecimiento: adaptarse a las nuevas circunstancias y cambiar su modelo de ventas, hasta ahora muy cercado y de “tú a tú”.